Las causas humanas del cambio climático

Los humanos causan el cambio climático liberando dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en el aire. Hoy en día, hay más dióxido de carbono en la atmósfera de lo que nunca ha habido en al menos los últimos 800.000 años. Durante los siglos XX y XXI, el nivel de dióxido de carbono aumentó un 40%.

Producimos gases de efecto invernadero de muchas maneras diferentes:

  • Quemando combustibles fósiles – Los combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón contienen dióxido de carbono que ha estado “encerrado” en el suelo durante miles de años. Cuando los sacamos de la tierra y los quemamos, liberamos el dióxido de carbono almacenado en el aire.
  • Deforestación – Los bosques eliminan y almacenan el dióxido de carbono de la atmósfera. Cortarlos significa que el dióxido de carbono se acumula más rápido ya que no hay árboles que lo absorban. No sólo eso, los árboles liberan el carbono que almacenaron cuando los quemamos.
  • Agricultura – La plantación de cultivos y la cría de animales libera muchos tipos diferentes de gases de efecto invernadero en el aire. Por ejemplo, los animales producen metano, que es 30 veces más potente que el dióxido de carbono como gas de efecto invernadero. El óxido nitroso utilizado para los fertilizantes es diez veces peor y es casi 300 veces más potente que el dióxido de carbono!
  • Cemento – La producción de cemento es otro factor que contribuye al cambio climático, causando el 2% de todas nuestras emisiones de dióxido de carbono.
    Cambios naturales en el clima.

La principal causa del cambio climático es la actividad humana y la liberación de gases de efecto invernadero. Sin embargo, hay muchas causas naturales que también conducen a cambios en el sistema climático.

Los ciclos naturales pueden hacer que el clima alterne entre el calentamiento y el enfriamiento. También hay factores naturales que obligan al clima a cambiar, conocidos como “forzamientos”. Aunque estas causas naturales contribuyen al cambio climático, sabemos que no son la causa principal, según las pruebas científicas.

Algunos de estos ciclos naturales incluyen:

  • Ciclos de Milankovitch – A medida que la Tierra viaja alrededor del sol, su trayectoria y la inclinación de su eje pueden cambiar ligeramente. Estos cambios, llamados ciclos de Milankovitch, afectan a la cantidad de luz solar que cae sobre la Tierra. Esto puede causar que la temperatura de la Tierra cambie. Sin embargo, estos ciclos tienen lugar a lo largo de decenas o cientos de miles de años y es poco probable que causen los cambios en el clima que estamos viendo hoy en día.
  • El Niño Oscilación del Sur (ENSO) – ENSO es un patrón de cambio de las temperaturas del agua en el Océano Pacífico. En un año de “El Niño”, la temperatura global se calienta, y en un año de “La Niña”, se enfría. Estos patrones pueden afectar a la temperatura global durante un corto periodo de tiempo (meses o años) pero no pueden explicar el calentamiento persistente que vemos hoy en día.
  • ¿Son los humanos responsables del cambio climático?

    Al mirar toda la evidencia, hay un gran consenso científico de que los humanos son la principal causa del cambio climático. En su último informe, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático declaró con más del 95% de certeza que la actividad humana es la principal causa del calentamiento global.

    Los ciclos climáticos naturales pueden cambiar la temperatura de la Tierra, pero los cambios que estamos viendo están ocurriendo a una escala y velocidad que los ciclos naturales no pueden explicar. Estos ciclos afectan a la temperatura global durante años, o a veces sólo meses, no los 100 años que hemos observado. Mientras tanto, los cambios a largo plazo como los ciclos de Milankovitch y la irradiación solar toman miles y miles de años.

    Hay muchas cosas que afectan al cambio climático, pero la evidencia es irrefutable. La actividad humana, como la quema de combustibles fósiles y el cambio en el uso de la tierra, es la principal causa del cambio climático.