El cambio climático está acelerando la sexta extinción

La biodiversidad mundial ha disminuido de manera alarmante en medio siglo: más de 25.000 especies, casi un tercio de las conocidas, están en peligro de desaparecer. El cambio climático será responsable del 8% de ellas.

“La actividad humana, el consumo de combustibles fósiles, la acidificación de los océanos, la contaminación, la deforestación y las migraciones forzosas amenazan formas de vida de todo tipo. Se estima que un tercio de los corales, moluscos de agua dulce, tiburones y rayas, una cuarta parte de todos los mamíferos, una quinta parte de todos los reptiles y una sexta parte de todas las aves se dirigen hacia la extinción”.

Este rotundo párrafo tomado del libro La Sexta Extinción (2015) de la periodista y ganadora del Premio Pulitzer Elizabeth Kolbert es un buen resumen de la situación actual de la biodiversidad natural del planeta Tierra.

Después de esta publicación, la comunidad científica comenzó a discutir y estudiar la sexta extinción. Las cinco extinciones anteriores se habían producido en los últimos 450 millones de años, debido principalmente a los meteoritos y a las erupciones volcánicas. La sexta extinción, sin embargo, tiene que ver con los seres humanos. Un estudio de la Universidad de Connecticut – Enlace externo, se abre en una nueva ventana. (Estados Unidos), publicado en la revista Science, indica que el cambio climático está acelerando esto, ya que el cambio climático por sí mismo causará la desaparición de casi el 8% de las especies actuales.

Amplia evidencia que demuestra la reducción de la biodiversidad natural de nuestro planeta puede encontrarse en la Lista Roja de Especies AmenazadasEl enlace Externo, se abre en una nueva ventana. de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). En su edición de 2017, esta lista incluye ahora 87.967 especies, de las cuales 25.062 están en peligro de extinción. En los océanos, por citar sólo un ejemplo, el aumento de la temperatura y la acidificación del agua están convirtiendo los arrecifes de coral – anteriormente exuberantes praderas submarinas llenas de algas, peces, moluscos y crustáceos – en desiertos blanquecinos.

Por su parte, los científicos europeos han estado estudiando la reducción de la masa de insectos voladores en los parques naturales, y los datos hablan por sí mismos: el 75% desde 1990. El cambio climático y los pesticidas parecen ser las principales causas de esta importante disminución. La disminución del número de abejas es una gran preocupación. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ha contabilizado 2,5 millones de colmenas en 2015 (fecha del último informe) en comparación con más de 5 millones en 1998. ¿Quién polinizará las plantas que nos alimentan? Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), 100 especies de cultivos proporcionan el 90% de la alimentación de la humanidad, y el 71% de ellos son polinizados por las abejas.