Causas del cambio climático

La evidencia es clara: la principal causa del cambio climático es la quema de combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón. Cuando se queman, los combustibles fósiles liberan dióxido de carbono en el aire, causando que el planeta se caliente.

¿Qué causa el cambio climático?

El clima de la Tierra ha estado cambiando desde que se formó hace 4.500 millones de años. Hasta hace poco, los factores naturales han sido la causa de estos cambios. Las influencias naturales sobre el clima incluyen las erupciones volcánicas, los cambios en la órbita de la Tierra y los cambios en la corteza terrestre (conocidos como tectónica de placas).

Durante el último millón de años, la Tierra ha experimentado una serie de épocas glaciales (“períodos glaciales”) y períodos más cálidos (“interglaciales”). Los períodos glaciales e interglaciares tienen un ciclo cada 100.000 años aproximadamente, causado por los cambios en la órbita de la Tierra alrededor del sol. Durante los últimos miles de años, la Tierra ha estado en un período interglaciar con una temperatura constante.

Sin embargo, desde la Revolución Industrial en el siglo XIX, la temperatura global ha aumentado a un ritmo mucho más rápido. Al quemar combustibles fósiles y cambiar la forma en que usamos la tierra, la actividad humana se ha convertido rápidamente en la principal causa de los cambios en nuestro clima.

Los gases de efecto invernadero y el efecto invernadero

Algunos gases en la atmósfera de la Tierra atrapan el calor e impiden que escape al espacio. Los llamamos “gases de efecto invernadero”. Estos gases actúan como un manto de calentamiento alrededor de la Tierra, conocido como el “efecto invernadero”.

Los gases de efecto invernadero provienen tanto de fuentes humanas como naturales. Gases como el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso ocurren naturalmente en la atmósfera. Otros, como los clorofluorocarbonos (CFC), sólo se producen por la actividad humana.

Cuando la radiación de onda corta del sol llega a la Tierra, la mayor parte pasa directamente a través de ella y golpea la superficie. La Tierra absorbe la mayor parte de esta radiación y emite radiación infrarroja de mayor longitud de onda.

Los gases de efecto invernadero absorben parte de esta radiación infrarroja, en lugar de pasar directamente al espacio. La atmósfera entonces emite radiación en todas las direcciones, enviando parte de ella a la superficie, causando que el planeta se caliente. Este proceso se conoce como el “efecto invernadero”.

El efecto invernadero es crítico para nuestra supervivencia. De hecho, sin los gases de efecto invernadero, la Tierra sería unos 30 grados más fría de lo que es hoy en día. Sin los gases de efecto invernadero y su efecto de calentamiento, no seríamos capaces de sobrevivir.

Sin embargo, desde la Revolución Industrial, hemos estado añadiendo más y más gases de efecto invernadero al aire, atrapando aún más calor. En lugar de mantener la Tierra a una temperatura cálida y estable, el efecto invernadero está calentando el planeta a un ritmo mucho más rápido. Lo llamamos el “efecto invernadero mejorado” y es la principal causa del cambio climático.